Tratamiento y acabados

Tratamientos superficiales de calidad

Gracias a los acuerdos de colaboración de Ripleg con empresas especializadas en tratamientos superficiales aseguramos la calidad de nuestros productos. Ofrecemos todo tipo de acabados, desde pintura líquida y en polvo hasta zincado, anodizado y cataforesis.

Pintura en polvo o líquida

Disponemos de robots de pintado de última generación y cabinas de cambio rápido de color para cambiar colores entre 8 y 10 minutos, dar plazos de entrega excepcionales y asegurar una limpieza exhaustiva.
Para asegurar el mejor recubrimiento industrial, todas las líneas de producción incluyen las fases de pretratamiento de acabado final con agua desmineralizada. De esta manera, obtenemos un recubrimiento impecable.

Cataforesis

Ofrecemos el servicio de cataforesis en productos en los cuales se requiere una resistencia a la oxidación muy exigente. Se trata de un recubrimiento con una alta resistencia a la corrosión utilizado por todos los constructores de automóviles y fabricantes de productos expuestos a la oxidación (lámparas, bicicletas, mobiliario urbano, válvulas de fundición, balnearios, gimnasios…).

Anodizado

Permite crear una capa de protección artificial para una mayor resistencia y durabilidad del aluminio. Las técnicas de anodizado van desde una capa de óxido de aluminio con el color gris propio del material, hasta coloraciones posteriores.

Zincado electrolítico

Con acabado sin pasivar, blanco azulado exento cromo XI, ECOTRI exento cromo VI, alta resistencia a la corrosión, bicromatizado, negro o verde oliva.

Galvanizado

Para una máxima protección de la superficie del metal. Distinguimos entre galvanización en caliente, galvanización en frío, metalizado por pistola, zincado electrolítico y galvanizado por laminación.

Permite recubrir superficies de difícil acceso
Resistencia mecánica elevada
Óptima protección anticorrosiva
Espesores de capa uniformes
Inexistencia de deslizamiento o gotas